martes, 16 de enero de 2018

Reseña: El guardián entre el centeno - J. D. Salinger




EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO: J. D. SALINGER




SINOPSIS

Las peripecias del adolescente Holden Cauldfiel en una Nueva York que se recupera de la guerra influyeron en sucesivas generaciones de todo el mundo. En su confesión sincera y sin tapujos, muy lejos de la visión almibarada de la adolescencia que imperó hasta entonces. Holden nos desvela la realidad de un muchacho enfrentado al fracaso escolar, a las rígidas normas de una familia tradicional y a la experiencia de la sexualidad más allá del deseo.





El guardián entre el centeno es de esos libros que no debería reseñar porque muchos expertos lo han dado sus interpretaciones y lo han criticado del derecho y del revés, entonces creo que poco puedo aportar desde mi visión de simple lectora, pero ahí vamos.

Es un libro que leí hace años pero he podido releer gracias al club del Tren Polar, porque tengo tantos libros esperando que cualquiera vuelve a uno por el que ya se ha pasado, pero ya veis, aquí me tenéis.

Es una historia que cuando la terminé esta segunda vez, me llevó a pensar en esa frase tan idiota que dice la gente cuando está frente a un cuadro que no entiende: "esto lo podría haber pintado yo" y no, no digo que pensara en que lo podía haber escrito yo pero creo que muchos escritores y proyecto de escritores lo pensarán: "es tan simple que también lo podría haber escrito yo" e igual que los aspirantes a artistas, se equivocarían.

Es un libro en el que en realidad no ocurre nada especial, a Holden le echan de su colegio pero ni siquiera eso es algo nuevo, ya le había pasado otras veces.
Esto, de lo que nos enteramos nada más empezar la historia, hará que empiece un viaje, un ir y venir que no le acabará llevando a ninguna parte y supongo que eso es la adolescencia, esa comezón que notas dentro de ti, que hace que estés mal aquí pero también ahí, que de golpe sientas la necesidad de salir hacia algún sitio donde estarás mejor, pero a los dos minutos cambias de opinión, y entre una cosa y otra, odias a los de tu alrededor, lloras, ríes, gritas... en fin, esa montaña rusa de sensaciones que es ese difícil impás entre la juventud y la edad adulta.
De ahí esa idea de que es un libro escrito para adolescentes y sí, es interesante leerlo cuando estás en ese carrusel, pero también es interesante hacerlo después, cuando han pasado ya los años y ya no eres así, ¿o sí?

Creo que a pesar de ser adultos, seguimos llevando dentro a ese Holden, quizá algunos más que otros y sí, lo reconozco, a medida que iba leyendo me seguía reconociendo en algunas cosas, hay veces en las que sé qué no quiero, pero no lo que quiero, que cambio de idea diez veces a lo largo del día pero lo peor es el odio, sí, lo ocultaré mejor que cuando era adolescente (momento en el que ni siquiera intentaba ocultarlo) pero sigo odiando profundamente a la gente aunque ese odio dure poco, y no sé, quizá madurar no es dejar de odiar o aborrecer a la gente, simplemente es sonreír mientras por dentro les estás reventando los dientes como en American History X, o quizá peor, no he seguido el proceso correcto y me he convertido en una adulta de edad pero ya, sin nada más.

Pero volvamos a la novela, a pesar de tener una trama realmente simple, esa salida del chico del colegio para ir a Nueva York a casa de sus padres, se convierte en una metáfora del paso de la adolescencia a la edad adulta y por como termina, parece que Holden no ha conseguido realizar de forma adecuada ese trámite, aunque eso es simplemente mi interpretación, quizá no estaba aún preparado o le faltaba madurar más y dejar atrás muchos aspectos de la niñez.

Leerlo de mayor hace que te fijes en determinadas cosas que creo que te pasan desapercibidas de joven. Holden repite una pregunta a lo largo del libro, es algo que parece preocuparle aunque como le dice un taxista: es una pregunta estúpida, él parece muy interesando en saber donde van los patos del lago de Central Park en invierno, pero como le dice el hombre: no van a ninguna parte, se quedan ahí y es lo que le pasa a él, tampoco tiene ninguna parte adonde ir ni donde vaya va a ser mejor que el sitio que deja.

Es una novela que aunque muchos lectores duden a la hora de releer por si acaso desaparece esa idealización en la que la tienen, creo que resiste bastante bien el ser releída, con los años y nuestras lecturas y experiencias la interpretamos y vivimos diferente y por ello, podemos dejar de lado esos miedos y disfrutar de esta nueva visión y claro, si no la habéis leído, podemos afrontar la lectura desde la edad que tengamos, nunca es tarde para ponernos con él.

Salinger consigue trasmitirnos muy bien lo que siente el chico, por su forma de hablar quizá pensamos que el lenguaje de un adolescente de hoy le da mil patadas (como dice él) pero debemos contextualizar la obra y tampoco olvidemos que a pesar de su rebeldía, el chico va a un colegio de pago y procede de una familia con dinero, vaya que poco argot del Bronx podría usar y si lo usara, no sería creíble tampoco.

Pero no todo lo del libro es bueno, debo decir que no recuerdo si me pasó o no la primera vez, imagino que sí, pero en esta segunda lectura he encontrado que Holden es un imbécil de cuidado, o sea, sí es un inmaduro pero un inmaduro repelente, no sé, quizá me caiga mal como me caerían mal todos los adolescentes, pero es tan... pero tan... que no puedo con él, a pesar de como he dicho antes verme reflejada en ciertas cosas.
¿Quizá es que las chicas maduramos diferente? Quizá afrontamos diferente ese paso entre las dos etapas pero... algo tiene que hace que no pueda con él, es como el odio que siento por Homer Simpson, aunque me gusten los Simpson.

El libro fue publicado en 1951 y cuenta con casi 300 páginas, divididas en 26 capítulos, así pues ya os podéis imaginar que no son capítulos muy largos, de entre 10 y 15 páginas.
Además, se lee bastante rápido, tiene capítulos cortos, mucho diálogo, no demasiadas descripciones y sí que hay una parte importante de introspección pero no es un libro difícil de leer, ni con el que nos encallemos o no podamos avanzar, vaya que nos guste más o menos lo acabaremos terminando, la diferencia entre unos y otros está en lo que nos recuerda y nos hace sentir.

Creo que solo hay dos maneras de recordarlo una vez terminado, o lo amaremos o lo odiaremos, no habrá un termino medio, no será un libro que se quedará en un tres estrellas, o le daremos una o cinco, espero que en caso de haberlo leído me contéis si tengo razón o no.

Poco más os puedo contar sobre él, es un libro que fue importante en su momento, que marcó a muchos jóvenes y no tan jóvenes y que probablemente lo seguirá haciendo a pesar de encontrar otros parecidos o incluso mejores.

VALORACIÓN:




Por cierto, tengo prevista para mañana la entrada con los fragmentos que más me han gustado del libro. ¡No os los podéis perder!



25 comentarios:

  1. Hola,
    No conocía el libro. No soy muy de releer libros pero es cierto que en alguna ocasión que lo he hecho si es cierto como dices, que te fijas en detalles que había pasado totalmente por alto. Muy buena reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. No conocía el libro y por lo que veo tiene sus añitos. Yo sería de las personas que lo encontraría interesada en leerlo, las temáticas realistas son lo mío. Considero que las personas dicen que es muy simplista por ese aspecto, pero no deberíamos de dejar de lado que las conductas humanas son muy interesantes y vale la pena estudiarlas, más en el paso de la adolescencia a ser adulto,reconozco que fue muy rudo. A mi me gusta releer libros, con los años lo vemos con otras perspectiva o quizás lo comprendamos mejor o nos centremos en otros aspectos que quizás en en primer momento se dejan de lado. Bueno linda te dejo y muchas gracias por la reseña, yo me lo anoto para leer.

    ResponderEliminar
  3. Hola!! Si conozco el libro, me lo han recomendado tantas veces como las que me ha dicho que no merece la pena. Pero es cierto que leyendo tu opinión creo que le voy a dar una oportunidad, porque creo que tienes razón. Voy a buscarlo (me lo regalaron hace algunos años) y a ponerlo a la vista para leerlo en cuanto pueda.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. He escuchado ha hablar mucho de este libro pero nunca me he planteado de leerlo porque no es del tipo de libros que me acaban de encantar pero la reseña me ha encantado, pero aún así seguiré dejándolo para otro rato

    ResponderEliminar
  5. Hola , la verdad que por lo que nos cuentas me llama muchísimo la atención y me quedado con ganas de leerlo pero no sé dónde lo puedo encontrar tengo curiosidad por saber si es de esos libros que odiaría o amarla como nos comentas y estoy totalmente de acuerdo que hay libros que cuando los lees la segunda vez o una tercera incluso té das cuenta de detalles o cosas que a lo mejor en la primera lectura no te habías percatado y tb según en el momento en que te encuentras te sientes más identificado o menos besos

    ResponderEliminar
  6. Ese libro no lo conocía y es una lástima que no haya recibido críticas muy positiva. Me gusta tu visión y opinión sobre la historia y sí que es verdad que a veces las personas no saben apreciar una buena obra. Besos!!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Me leí el libro el Guardián del Centeno, hace años, y al hacerlo lo que me transmitió fue soledad e incertidumbre, porque Holden se siente solo y mientras vas leyendo cada página, o al menos me pasó a mí, te empapas de su soledad, e incertidumbre por el hecho de que el prota no sabe nada... Y la verdad, es que cualquiera de nosotros podríamos haber sido Holden en la adolescencia (aunque yo no he sido tan...tiquis miquis), o incluso ya de mayores, porque creo que todo el mundo se ha sentido así en algún momento de su vida, aunque quizás más en la adolescencia, cuando experimentamos unos cambios a muchos niveles.
    Pero por otro lado, eso de que siempre quiera buscar la verdad por encima de lo que supone o es falso (estoy hablando de lo que recuerdo del libro, quizás me equivoque) me hizo pensar en que a veces los humanos somos desesperantes y algo absurdos. No sé, no tenemos que tener respuestas para todo o saberlo todo ¿no? Quizás por ello entiendo cuando dices que es un tanto repelente..jajaja Ais.
    Tendré que rebuscar en casa a ver si lo tengo, o sino intentar hacerme con él, a ver si leído desde una visión más adulta puedo ver cosas que se me escaparon, o simplemente hacer memoria sobre el libro en general.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fe de erratas, he puesto el guardián del centeno y es entre... Eso me pasa por intentar hacer memoria más de la cuenta...

      Eliminar
  8. Buenisima lectura. Yo siempre lo recomiendo. Gracias niña, eres tan buena para esto. Siempre quiero venir aqui a ver de cual libro escribiste. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Hola guapa!

    Tengo que reconocer que se que es un libro que ha marcado mucho y que 3s un clásico, pero aún no me he puesto a ello, no sabría decir el porqué... Supongo que porque la lista de libros que quiero leer se hace eterna! Jajajaja
    Tengo que decir que yo valoro tanto tu opinión como la de expertos, incluso me fijo más en la tuya porque se parece más a mi punto de vista... Así que gracias por animarte a hacer esta reseña.

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que no había escuchado hablar sobre esta novela me alegro que al releerla encontrases detalles que te habían pasado desapercibidos anteriormente. Ahora mismo no dispongo de mucho tiempo para dedicar a la lectura pero la tendré en cuenta.

    ResponderEliminar
  11. No habia escuchado hablar de la novela y si que parece un tema perfecto para atraer a los adolescentes. Tampoco es una temática que me llame mucho, pero lo tendré en cuenta ♥
    Besos desde JustForRealGirls

    ResponderEliminar
  12. Hola linda! Yo creo que pese a las críticas cualquiera se puede sentir identificado. Le pasa a muchos adolescentes que no maduran al ritmo de los demás, o son muy maduros y muy inmaduros. A mi me pasó un poco de ambas. Tuve una crianza muy adultizada, con pocos niños a mi alrededor, demasiados adultos y un sin fin de conversaciones de adultos que me hicieron madurar antes de tiempo porque hay cosas de adultos que los niños no tienen que oir... creo yo. En fin, fui mamá a los 17 años y por muy adulta que me consideraba, afrontar tal responsabilidad... era inmadura para eso.
    Creo que la reseña me hizo recordar mi adolescencia, obvio, pero puedo comprender las dudas de ese chicos que tal vez son el centro de su inmadurez.
    Y no hay que olvidar que los estatus sociales nada tienen que ver con la madures de las personas, influyen, sí, pero no determinan... Es mi opinión.

    ResponderEliminar
  13. oye! no digas que como ya hay muchas críticas que vas a decir tú, a mi me gusta mucho tu forma de expresarte, y de transmitirnos cada libro y tu opinión sobre el mismo. El libro, me da vergüenza decirte eso, lo leí en la época del instituto y vale que han pasado muchos años pero es que... ¡no recuerdo nada! jajaja qué fatal ¿no? Quizás debería seguir tu consejo y releerla :) Un besazoooo

    ResponderEliminar
  14. Hola, hola, muchas gracias por la recomendación. Este libro yo lo leí en preparatoria hace muuuuuchos años y es un gran título, unclásico de la literatura moderna. Me encantó tu reseña porque me hiciste recordar lo mucho que me gustó este libro y que vale mucho la pena releerlo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Ya tengo este libro en mi lista de libros por comprar desde hace mucho, es un libro muy polémico y lo leería solo por eso como parte de cultura general y no porque realmente me llame la atención, me desagradan y siempre me han desagradado los libros para adolescentes porque el personaje suele ser tan descuidado y torpe que arghh! Así que es bueno leer una reseña sincera como la tuya, así sabré mas a qué atenerme cuando lo lea.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Hola! Muy buena reseña. Honestamente creo que, aunque se haya hablado del tema hasta el cansancio, siempre es bueno dar nuestra opinión. Vaya, que si no tuvieramos opinión, no seríamos bloggers, no? Además, cada tiene su punto de vista. Es bueno reiniciar las discuciones de vez en cuando. The Catcher in the Rye es uno de esos libros clásicos que todo el mundo debería leer. Punto. Gracias por compartir. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Hola Qué buena reseña, Aunque en un principio no me convencía El querer leerlo pero ya con tu propia opinión me entraron algunas más ganas de leerlo, sobre todo porque nos habla de la adolescencia, una etapa muy difícil que desconocemos en el sentido de que no sabemos lo que queremos Pero a la vez si, como tú dices hay muchos adultos que aún siguen en esa etapa , algo así como tipo adolescencia y realmente me gustaría leer para saber un poco más de la historia de este protagonista y sobre sus problemas de adolescente ,Me encantan este tipo de libros Lástima que no lo leí en mi juventud, sin embargo creo y siento que sí yo la leyeran este momento podría entenderlo mucho más, a situaciones que viví cuando era más adolescente ya me apuntado escribir a mi lista por leer
    Muchas gracias por la reseña
    saludos

    ResponderEliminar
  18. Hola guapa, no sabía que esperar de este libro pero igualmente lo voy a leer ya que me consta que ha sido todo un hito no sólo en su generación sino en las posteriores y, en general, en la sociedad norteamericana. Creo que no es la primera vez que leo eso de que o lo amas o lo odias pero igualmente me mata la curiosidad así que como te dije ayer, te cuento cuando lo lea. Muakss

    ResponderEliminar
  19. No he leído el libro, es un clásico y creo que sin importar la edad que tengas va a dejar cierto impacto en el lector, que de alguna manera se sentirá identificado con algunas de las situaciones por las que pasa el protagonista, este va para mi lista de pendientes. Gracias por compartir la reseña!

    ResponderEliminar
  20. Este libro lo nombran mucho en las pelis americanas, pero no sabía que era tan famoso. Ahora me quedo pensando qué relación tendrá el título con el contenido del libro...Me ha hecho gracia la imagen que te ha causado el chico, que el pobre estaba en una edad dificil. No sé por que me había hecho a la idea de que era un tostón y resulta que creo que me podría gustar y darle esas 5 estrellas, bss!

    ResponderEliminar
  21. Hola. Había oido sobre El guardián entre el centeno, pero no lo he leido. Es curioso cómo comentas que es aparentemente tan sencillo que otros escritores podríam decir que es tan sencillo de escribir que lo hubiera podido hacer cualquier escritos. Pero curiosamente es en estas ocasiones cuando esa simplicidad encierra una oculta complejidad, sino... porqué entonces es tan famoso? O porqué no lo ha escrito nadie antes? Me ha gustado cuando recomiendas leerlo en la adolescencia y tambien despues de la adolescencia. Y es que es verdad que si bien el libro no cambia, cambiamos nosotros y la manera de interpretarlo, gracias por la reseña. Un beso!

    ResponderEliminar
  22. Yo me leí el libro hace mil años y no lo recuerdo demasiado, aunque si reviso en mi memoria lo que más recuerdo es la sensación de soledad que me envolvió mientras lo leía. Estoy contigo en lo de la sencillez, jamás resulta, justo pasa lo contrario cuanto mas sencillo es algo, sobre todo en el arte, más difícil resulta.

    ResponderEliminar
  23. Hola, si es verdad que la reseñas bastante interesante yo no lo leído pero me parece que me lo voy apuntar para mi lista de pendientes cada vez que leo este tipo de reseñastengo muchas ganas de empezar a leer este tipo de libros, aunque de momento estoy con un tema más familiar por la situación que estoy pasando más bien diría disfrutando. Gracias por compartirlo

    ResponderEliminar